La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha asegurado que en España se trabajan 1.691 horas anuales, muchas más que en los países del norte de Europa, pero con menor rendimiento. Uno de los objetivos de la prevención de riesgos laborales es la reducción de la siniestralidad. ¿Pueden las nuevas tecnologías mejorar la Salud y la Seguridad en el Trabajo? Evidentemente sí.

Sectorización del empleo, nuevas formas de contratación, evolución de los sistemas de control del trabajo, flexibilidad en la prestación laboral, cambio en las cualificaciones profesionales, mejora de las condiciones laborales… El impacto de las nuevas tecnologías en el mundo laboral no tiene límites y la seguridad y salud en el trabajo es, posiblemente, uno de los ámbitos que mayores beneficios percibe.

Con motivo de Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que se celebra el 28 de abril, los expertos de The Valley han identificado seis ventajas del uso de las nuevas tecnologías para aplicar en este campo y conseguir una mayor productividad.

1-Flexibilidad laboral y reducción del estrés. Las TIC están contribuyendo a reducir e, incluso, eliminar el estrés laboral al permitirnos trabajar de una forma diferente con más libertad y flexibilidad, y facilitando una comunicación más eficiente y fluida.

En esta línea, el teletrabajo se presenta como una solución efectiva para conciliar la vida laboral y personal. Según las estadísticas de Eurostat, en España, sólo un 7,5 por ciento de los empleados confiesa trabajar desde casa o hacerlo de forma ocasional.

2-Análisis de datos para mejorar la prevención de riesgos laborales. Mediante la captura, almacenamiento y análisis de los datos, el Big Data supone una excelente herramienta de predicción de accidentes en el trabajo, así como un mecanismo para examinar el estado actual de la Seguridad y Salud laboral en España. Además, la Organización Internacional del Trabajo impulsará este año 2017 la necesidad de esta recogida de información.

3-Mejora de la motivación de los trabajadores. Esto se consigue, entre otras cosas, gracias a la formación facilitada por la empresa, a la participación del empleado en las decisiones de la organización y mediante la evaluación del rendimiento.

Para ello, muchas empresas han creado diversas plataformas digitales donde los trabajadores pueden aportar su visión personal sobre aspectos profesionales, intercambiar puntos de vista con otros compañeros y recibir formación online sobre cuestiones relacionadas con sus competencias o en cuanto a prevención de riesgos.

También se han comenzado a implantar diversos programas informáticos que ayudan a conocer el rendimiento del trabajador, de tal manera que este sea consciente de su productividad (por objetivos cumplidos, por ventas, por tareas realizadas).

4-Supervisión rápida y efectiva de errores. La utilización de aplicaciones en tabletas o ‘smartphones’ destinadas al registro de datos en esta materia, sobre todo a nivel interno de la empresa, permiten remitir las observaciones de forma rápida y cómoda, tomar fotos con el mismo dispositivo, enviar de forma inmediata el informe a los destinatarios pertinentes y recibir la alerta cuando se haya resuelto el problema. Todo este proceso conlleva menor probabilidad de errores y muchísimo menos tiempo de gestión en comparación con los procedimientos tradicionales.

5-Minimización de riesgos laborales. Los drones se están convirtiendo en instrumentos muy útiles para la vigilancia y control del cumplimiento de las medidas de prevención, supervisión de actividades en zonas peligrosas o transporte de material.

Lo mismo ocurre con el control remoto, que exime al trabajador de la realización de ciertas tareas peligrosas. Por otro lado, los sensores, sistemas inteligentes de bajo coste que monitorizan y detectan posibles accidentes, también están ayudando en la prevención de incidentes laborales.

6-Simulación de tareas peligrosas y uso de maquinaria compleja. El uso de simuladores para el entrenamiento con equipos o vehículos industriales ayuda a mejorar la utilización de dichos aparatos y reduce la posibilidad de que ocurra un error humano, causa principal de accidentes en el uso de esta maquinaria industrial. Además, estos dispositivos permiten practicar las habilidades del trabajador en situaciones de riesgo más habituales (obstáculos imprevistos, inclemencias climatológicas).

Fuente: Europa Press

Anuncios