Informe de Citrix y The Ponemon Institute concluye que los millennials hacen que sea necesario cambiar la arquitectura de seguridad informática debido a que usan cada vez más aplicaciones, dispositivos móviles y nuevos métodos para compartir la información y colaborar que plantean nuevos riesgos de seguridad a las empresas.

Según una encuesta reciente llevada a cabo por The Ponemon Institute y Citrix, existen dos riesgos de seguridad informática importantes para los que las empresas deben prepararse: los empleados millennial y el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), que próximamente entrará en vigor. El estudio global de más de 4000 profesionales de TI, de seguridad y de negocios arrojó que los millennials usan una cantidad cada vez mayor de aplicaciones y dispositivos móviles y nuevos métodos para compartir la información y colaborar que plantean nuevos riesgos de seguridad a las empresas. El estudio también mostró que la mayoría de las compañías dudan de su capacidad de cumplir con los rigurosos requisitos de seguridad y cumplimiento del Reglamento GDPR propuesto.

Las diferencias generacionales aumentan el riesgo de seguridad

  • La fuerza de trabajo actual está conformada por tres generaciones distintas, y cada una tiene una visión diferente sobre cómo compartir la información, la colaboración, la tecnología y el rol que desempeña la seguridad en cada uno de estos aspectos. El estudio global muestra que cada generación también es susceptible a distintos tipos de vulnerabilidades en materia de seguridad:
  • El 55% de los encuestados dedicados a la seguridad y a los negocios dijeron que los millennials, nacidos entre 1981 y 1997, suponen el riesgo más grande de eludir las políticas de seguridad informática y usar aplicaciones no aprobadas en el lugar de trabajo.
  • El 33% dijeron que la generación conocida como baby boomers, nacidos entre 1946 y 1964, son los más susceptibles a las estafas de phishing e ingeniería social.
  • El 32% dijeron que los miembros de la llamada Generación X, nacidos entre 1965 y 1980, son los que tienen más probabilidades de eludir las políticas de seguridad y usar aplicaciones y dispositivos no aprobados en el lugar de trabajo.

El Reglamento impone más requisitos en materia de seguridad

  • El Reglamento GDPR, que entrará en vigor en mayo de 2018, es una medida de la Unión Europea (UE) que apunta a proteger la información corporativa y los datos de los empleados ahora que los trabajadores están cruzando las fronteras digitales y físicas en todo el mundo. El Reglamento afectará a las empresas de todo el mundo, incluyendo a toda organización dentro y fuera de la UE que comparta datos o venda productos o servicios en la región. A medida que las empresas se preparan, deben sortear algunos obstáculos. El estudio de Citrix y The Ponemon Institute arrojó que el 67% de las empresas globales encuestadas están al tanto del GDPR, pero que sólo un 50 por ciento, aproximadamente, han comenzado a prepararse para el nuevo reglamento. Los obstáculos más importantes son:
  • Las empresas con actividad comercial en Europa deben adaptarse: El 74% de los encuestados dicen que el GDPR tendrá un impacto importante y negativo en las operaciones de negocios. El 65% están preocupados por las nuevas multas de hasta 100 millones de euros o entre el 2% y el 4% del ingreso mundial anual.
  • Las tecnologías deben proteger toda la información en todo lugar: El 52% de los encuestados considera que su infraestructura de seguridad no facilita el cumplimiento y la aplicación del reglamento con un enfoque centralizado del control, monitoreo y elaboración de informes sobre los datos.
  • Repercusiones globales: Al 53% les preocupa el aumento de los efectos globales que traerá aparejado el GDPR, dado que impactará a más negocios, incluyendo a muchos que están fuera de la UE.

Derribando las barreras

  • El Director de Seguridad (CSO) Stan Black y el Director de Marketing (CMO) de Citrix Tim Minahan ofrecen consejos a las organizaciones para implementar la infraestructura adecuada para su negocio:
  • Stan Black, CSO de Citrix: “Todos somos susceptibles a una vulneración de seguridad. Las organizaciones no pueden tomarse su tiempo para implementar estrategias inteligentes de seguridad. La seguridad es una preocupación global, y ya sea una organización gubernamental grande o una pequeña empresa, el momento de actuar es ahora. Mientras se implementan estas normas más estrictas, se debe adoptar un enfoque estratégico, poner las cosas en perspectiva, educar a la fuerza de trabajo para crear una cultura consciente de la seguridad y buscar soluciones integrales que satisfagan las necesidades únicas de cada empresa. La arquitectura de seguridad del futuro es predictiva y adaptativa, y aprovecha los beneficios de las tecnologías emergentes para resolver los desafíos de seguridad empresariales”.
  • Tim Minahan, CMO de Citrix: “Desde que la transformación digital llevó a que el lugar de trabajo sea cualquier lugar, el acceso ya no se limita a las redes corporativas. Y si bien la fuerza de trabajo actual es más flexible y productiva, los enfoques tradicionales de la seguridad también deben evolucionar. Los datos cruzan fronteras digitales a cada minuto, y las arquitecturas de seguridad deben tener en cuenta esta fusión de la vida personal y la vida laboral. Una arquitectura de seguridad inteligente también tiene en cuenta las necesidades de la fuerza de trabajo, incluyendo las diferencias generacionales, para eliminar las amenazas a la seguridad que deberían ser fáciles de controlar para que las empresas puedan enfocarse en el negocio y en los clientes”.

Fuente: Diarioti.com

Anuncios