Reino Unido aprobó restricciones a los dispositivos electrónicos que pueden ser portados en vueltos directos procedentes de Turquía, Líbano, Jordania, Egipto, Túnez y Arabia Saudita por seguridad de los pasajeros, dijo el martes un portavoz de la primera ministra, Theresa May.

Con anterioridad, Estados Unidos impuso restricciones similares a los aviones procedentes de 10 países de mayoría musulmana en Oriente Medio y el norte de África en respuesta a amenazas de seguridad no específicas.

“Los vuelos directos a Reino Unido desde estos destinos seguirán operando hacia el país a condición de que se apliquen estas nuevas medidas”, dijo el portavoz de los periodistas. “Creemos que estos pasos son necesarios y proporcionados para permitir que los pasajeros viajen seguros”.

Los pasajeros tendrán prohibido ingresar a la cabina del avión teléfonos móviles, computadores portátiles o tabletas de más de 16 centímetros de longitud, 9,3 centímetros de ancho y una profundidad superior a 1,5 centímetros. Estos objetos deberán ir en el equipaje facturado, señaló.

Fuente: Reuters

Anuncios