Samsung ha cancelado la producción de un sistema de desbloqueo a través de un escáner de iris para su nuevo ‘smartphone’ estrella: el Galaxy S8, decantándose finalmente por el reconocimiento facial.

   El fabricante surcoreano habría tenido que renunciar al sistema de desbloqueo debido a “limitaciones de velocidad y precisión” del escáner de iris, según ha revelado este jueves una fuente anónima de la compañía al diario surcoreano Korea Economic Daily.

   En lugar del escáner de iris, Samsung habría elegido como alternativa otro tipo de escáner, en este caso de reconocimiento facial. Esta mecanismo subsanaría los problemas de funcionamiento del anterior, ya que según la fuente anónima de Samsung, de esta forma “se tardará menos de 0,01 segundos en desbloquear el móvil”.

   El Samsung Galaxy S8, del que no cesan de filtrarse novedades antes de su presentación, que será el próximo 29 de marzo en Nueva York, incorporaría así un doble sistema de seguridad biométrica, ya que además del escáner de reconocimiento facial tendrá un sensor de desbloqueo por huella dactilar situado en la parte trasera del terminal.

Fuente: Europa Press

Anuncios