Red Hat ha publicado una actualización (considerada importante) del kernel para toda la familia Red Hat Enterprise Linux 7 que solventa cuatro nuevas vulnerabilidades que podrían ser aprovechadas por atacantes para provocar denegaciones de servicio o elevar privilegios en el sistema.

Detalle de la actualización

  • El primer problema, con CVE-2016-8630, reside en una desreferencia de puntero nulo cuando el kernel de Linux está compilado con soporte de maquinas virtuales basadas en el Kernel (CONFIG_KVM). Podría permitir a atacantes remotos provocar condiciones de denegación de servicio.
  • Una condición de carrera que provoca un uso de memoria después de liberarla en la implementación de sockets raw en el subsistema de red del kernel de Linux al tratar la sincronización mientras se crea el búfer TPACKET_V3. Un usuario local capaz de abrir un socket raw podría utilizar esto para elevar sus privilegios en el sistema (CVE-2016-8655, Importante).
  • Por otra parte, con CVE-2016-9083, un fallo en la implementación VFIO del kernel de Linux. Un atacante que emita un ioctl puede crear una situación de corrupción de memoria y modificar la memoria fuera del área esperada. Esto puede permitir sobrescribir la memoria del kernel y alterar la ejecución del kernel.
  • Por último, con CVE-2016-9084, el uso de kzalloc con una multiplicación de enteros puede permitir un desbordamiento de entero en vfio_pci_intrs.c. En combinación con la vulnerabilidad anterior puede permitir a un atacante usar memoria sin asignar y provocar una condición de denegación de servicio.

Recomendación

Más información:

Fuente: Hispasec

Anuncios