ISC ha publicado nuevas versiones del servidor DNS BIND 9, destinadas a solucionar una vulnerabilidad considerada de gravedad alta que podrían causar condiciones de denegación de servicio a través de consultas especialmente manipuladas.

El servidor de nombres BIND es uno de los más usados en Internet. Creado en 1988, en la universidad de Berkeley, actualmente es desarrollado por el ISC (Internet System Consortium). BIND se encuentra disponible para una amplia gama de sistemas tanto Unix como Microsoft Windows.

La vulnerabilidad, con CVE-2017-3135, consiste en que bajo determinadas condiciones al usar DNS64 y RPZ para reescribir respuestas a consultas, el tratamiento de las consultas puede reanudarse en un estado inconsistente que conduce a un fallo de aserción o un intento de lectura a través de un puntero NULL. Afecta a versiones 9.9.3-S1 a 9.9.9-S7, 9.9.3 a 9.9.9-P5, 9.9.10b1, 9.10.0 a 9.10.4-P5, 9.10.5b1, 9.11.0 a 9.11.0-P2 y 9.11.1b1.

Se recomienda actualizar a las versiones más recientes BIND 9.9.9-P6, 9.10.4-P6, 9.11.0-P3 y 9.9.9-S8, disponibles en http://www.isc.org/downloads.

Más información:

Fuente: Hispasec

Anuncios