Un internauta ha paralizado un 20% del tráfico de la web oscura al tumbar uno de los servidores más populares de su infraestructura.

Según han informado desde The Verge, más de 10.000 sitios no se pudieron acceder como consecuencia de un ataque a Freedom Hosting II, el servidor en cuestión.

Aquellos que intentaron entrar en las webs almacenadas en él, solo pudieron ver un mensaje: “Hola, Freedom Hosting II, has sido hackeado”.

La web oscura es una infraestructura online diferente a lo que normalmente identificamos como Internet en la que el control de la información que circula por ella es mucho más complicado, de ahí que se aproveche para vender datos de usuario de forma ilegítima o, en este caso, para publicar pornografía ilegal.

El hacker responsable de este ataque apunta que Freedom Hosting miente, pues, pese a decir que no almacena pornografía infantil, él pudo encontrarla sin problemas. No solo eso, sino que había varios gigabytes de información, algo que choca con los 256 megabytes que el servidor permite por web. En total, encontró más de 30 GB de pornografía infantil repartidos en 10 webs diferentes. Curiosamente, según ha asegurado a Motherboard, este ha sido el primer hackeo que ha llevado a cabo.No es la primera vez que Freedom Hosting ha sido acusada de almacenar pornografía infantil.

En 2013, varios agentes accedieron a contenido de la misma índole y llevaron a juicio a varios de los responsables, tanto del servidor como del contenido en sí. Pese a estos hechos, el FBI y el resto de autoridades que persiguen estos crímenes seguramente no estén satisfechas con la iniciativa de este hacker. Estos organismos suelen lanzar malware para identificar a los responsables y acusarles de crímenes, pero al tumbarse los servidores, es posible que su trabajo se haya visto perjudicado a medio o largo plazo.

Fuente: El Mundo.es

Anuncios