Donald Trump estuvo este viernes en ‘el tanque’, que es la sala del Pentágono donde se reúnen los altos mandos militares. A su salida firmó dos nuevas Órdenes Presidenciales, sobre “la reconstrucción de nuestras Fuerzas Armadas” y “un escrutinio extremo” de los inmigrantes en EEUU.

Trump aseguró desde el Pentágono que el objetivo es “mantener a los terroristas islámicos radicales fuera del país”, para garantizar que “no se admite en el país la misma amenaza contra la que nuestros soldados luchan en el extranjero”, informa EFE.

“Voy a establecer nuevas medidas de vigilancia para mantener a los terroristas islamistas radicales fuera de Estados Unidos. No los queremos aquí”, señaló Trump.

“Solo queremos admitir en nuestro país a aquellos que apoyan el país y aman profundamente a nuestro pueblo. Nunca vamos a olvidar las lecciones del 11S”, añadió.

Aunque el contenido de los decretos no ha sido hecho público, los medios estadounidenses han declarado que el segundo reforzará el control sobre las personas -incluyendo refugiados y solicitantes de asilo político- que quieran trasladarse a ese país.

Según la televisión CNN, la medida podría prohibir la entrada durante 30 días de ciudadanos de Sudán, Irán, Irak, Libia, Siria, Yemen, y Somalia, y la suspensión de nuevos visados de asilo político para personas de cualquier país durante 4 meses.

Medios norteamericanos como The Washington Post ya habían adelantado la intención de Trump de cerrar las puertas de EEUU a inmigrantes y refugiados de países de mayoría musulmana expuestos al terrorismo.

Fuente: EFE

Anuncios