La compañía de ordenadores ha retirado algunos ordenadores vendidos entre 2013 y 2016 por baterías en mal estado

HP ha retirado del mercado más de 100.000 baterías de sus ordenadores portátiles, ya que pueden sobrecalentarse y provocar incendios.

La compañía ya ha lanzado un programa de sustitución para que los usuarios cambien sus baterías y acaben con el riesgo que pueda conllevar su uso. HP ha explicado en su página web que las baterías afectadas corresponden a algunos dispositivos Compaq, HP ProBook, HP Envy, Compaq Presario y equipos portátiles HP Pavilion vendidos en todo el mundo a partir de marzo de 2013 y hasta octubre de 2016.

“Los clientes deben dejar de utilizar las baterías afectadas inmediatamente”, explica la compañía. Los ordenadores pueden utilizarse conectados a la corriente pero extrayendo la batería de los mismos. La compañía ha lanzado un software que se descarga y se ejecuta para comprobar si la batería del ordenador portátil que está utilizando está entre las posibles afectadas. Sin embargo, puede comprobarse también extrayendo la batería y comprobando el número de serie del producto, rellenando el formulario que HP ha colgado en su página web. No se están retirando los ordenadores portátiles, sino las baterías de los mismos.

“Las baterías afectadas tienen el potencial de recalentarse y presentar peligro de incendio y quemaduras a los clientes”, explican en su página web. “

La preocupación principal de HP es la seguridad de nuestros clientes y recomienda que dejen de utilizar las baterías afectadas inmediatamente”, añade. HP ha puesto a disposición de los usuarios un formulario de solicitud de reemplazo de batería que se no supondrá ningún coste adicional para sus clientes.

Fuente: El Mundo.es

Anuncios