China ha anunciado que iniciará la construcción del ‘superordenador’ más potente del mundo en este 2017, y está previsto que se termine en 2020 y que supere ampliamente al más eficiente en la actualidad, también de fabricación china.

El nuevo superordenador será el primero capaz de superar la barrera del ‘exaflop’, es decir, del trillón de cálculos por segundo, como ha explicado Zhang Ting, ingeniero del Centro Nacional de Superordenadores de Tianjin, en una rueda de prensa del Partido Comunista chino en la ciudad de Tianjin, al norte del país

   Aunque la construcción del superordenador comenzará este 2017, tardará unos tres años en concluirse. Según declaraciones de Zhang recogidas por la agencia china Xinhua, tanto el ordenador como el sistema “pueden esperarse no antes de 2020”. “Será 200 veces más potente que el ordenador Tianhe-1, reconocido como el ordenador más potente del mundo en 2010”, añade.

   Con este nuevo equipo, China busca consolidar su posición como principal potencia mundial en superordenadores. El país asiático ya posee el modelo más potente del mundo en la actualidad: el Sunway TaihuLight, con una potencia de 93 petaflops por segundo. China es el líder en este tipo de computadores, con 167 del Top 500 mundial, según recoge el ‘ranking’ internacional de junio de 2016, y entre ellos los dos más potentes. Estados Unidos cuenta con 165 superordenadores entre los primeros 500.

América Latina también cuenta con superordenadores. Argentina, México, Chile o Brasil son ejemplo de ello, si bien en este último caso, debido a la falta de financiación tuvo que ser apagado al no poder hacer frente al coste energético.

Fuente: Europa Press

Anuncios