Aunque Windows cuenta con sus propios controladores gráficos, si queremos sacar el máximo rendimiento a nuestro ordenador y utilizarlo, sobre todo, para jugar, es necesario instalar los propios drivers de las compañías, ya sea Nvidia como Ati.

En ocasiones, igual que ocurre con todo el software, estos pueden esconder en su interior fallos y vulnerabilidades que pueden llegar a comprometer tanto nuestra seguridad como la estabilidad de nuestro sistema y, por ello, es muy importante asegurarnos de mantenerlos siempre actualizados.

El último boletín de seguridad de Nvidia ha hecho públicos 6 fallos de seguridad en los drivers de Nvidia para Windows, concretamente dentro del módulo “nvlddmkm.sys“. Estos fallos, que listamos a continuación, han sido considerados como de peligrosidad baja y pueden permitir a un atacante tanto causar un error y un DoS en un sistema afectado como escalar privilegios de manera que, aprovechando otros fallos potenciales, puedan llegar a ejecutar código con permisos de administrador, o SYSTEM.

Las vulnerabilidades, registradas en 2016, son:

  1. CVE-2016-8821
  2. CVE-2016-8822
  3. CVE-2016-8823
  4. CVE-2016-8824
  5. CVE-2016-8825
  6. CVE-2016-8826

Aunque Nvidia ya solucionó dichos problemas de seguridad en sus controladores para Windows el pasado mes de diciembre, es recomendable comprobar que, efectivamente, tenemos instalados la última versión de los mismos de manera que, en caso de que intenten explotar alguno de esos fallos en nuestro sistema, estemos protegidos.

Recomendación

  • Para comprobar la versión de los controladores de Nvidia que tenemos instalada no tenemos más que abrir el Nvidia Geforce Experience y comprobar la versión instalada, además de poder aprovechar para buscar manualmente si hay nuevas versiones disponibles. De igual forma, también podemos utilizar la página web de la compañía para descargar e instalar a mano la última versión de los drivers de Nvidia http://www.nvidia.es/Download/index.aspx?lang=es

Fuente: Nvidia

Anuncios