Unos científicos han demostrado que pueden emplear espray fumigante para bloquear los genes de las plantas y hacerlas resistentes a un virus durante varias semanas.

Un equipo de la Universidad de Queensland (Australia) ha desarrollado una técnica que permite depositar ácido ribonucleico (ARN) sobre las hojas de las cosechas. El espray utiliza láminas microscópicas de arcilla, en las que se carga el ARN. Una vez las láminas se adhieren a las hojas de una planta y comienzan a degradarse poco a poco, el ARN es absorbido por las plantas donde interfiere con uno de sus genes e impide que se realice su función.

En un trabajo publicado esta semana en la revista Nature Plants, el equipo demuestra que una única aplicación de este espray puede impedir que las plantas de tabaco sucumban al virus del moteado suave de pimiento durante 20 días. El equipo explica que la técnica funciona porque la arcilla se ahdiere bien a las hojas, asegurándose así de que el ARN siga en contacto con la planta durante el mayor tiempo posible.

Fuente: Mit Technology Review

Anuncios