Google y Facebook han unido fuerzas para construir un cable submarino de 120 Terabits por segundo (Tbps). Un cable de 12.800 kilómetros que conectará Los Ángeles con Hong Kong y que se convertiría en el más rápido del Océano Pacífico.

   Según explica TechCrunch, el cable tendrá un coste aproximado de 400 millones de dólares y pretende distribuir su capacidad en cinco pares de fibra. Todos los que participen en la inversión, explica el medio citado, tendrá su propia porción de cable para que puedan contar con su propio tráfico privado y mantenerlo.

   El nuevo cable submarino se convertirá en el sexto en el que Google tiene participación. Uno de ellos, FASTER, ocupa actualmente el récord de mayor capacidad y velocidad en el Oceáno Pacífico, pero con los planes de Google y Microsoft y el desarrollo del nuevo cable, programado para entrar a funcionar en 2018, FASTER pasaría al segundo puesto.

Los cables submarinos son una de las formas más usadas para conectar diferentes partes del mundo. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo Facebook y Microsoft llegaron a un acuerdo para desplegar un nuevo cable submarino de fibra óptica de última generación, denominado ‘Marea’, que comunicará España y Estados Unidos a partir de 2017 y que estará gestionado y operado por la nueva filial de infraestructuras de Telefónica Telxius.

Este cable submarino de 6.600 kilómetros de longitud será el primero que conecte Estados Unidos, a través del importante nudo de conectividad del Norte de Virginia, con el Sur de Europa. En concreto, unirá Virginia Beach con Sopelana (Vizcaya), para luego alcanzar Oriente Próximo, África y Asia y Latinoamérica interconectado con otros sistemas de cable.

Fuente: Europa Press

Anuncios