De nuevo la tienda de aplicaciones del Gigante de Internet es protagonista. Nuevamente la presencia de una amenaza convierte a la Play Store en interés, siendo en esta ocasión el malware DressCode la segunda parte de esta ecuación. Aunque los expertos no han tenido mucho tiempo para analizarla, todo parece indicar que estaría destinada a manipular el tráfico web.

Para encontrar un punto de partida, indicar que la primera detección masiva de este amenaza informática fue el pasado mes de agosto. Por aquel entonces, solo se detectaron 40 aplicaciones en la tienda de Google. Sin embargo, desde entonces las cifras han variado de forma considerable y a día de hoy el recuento de aplicaciones asciende a más de 3.000, de las cuales 400 se han encontrado en la Google Play Store. Sin lugar a dudas, puede decirse que esta es una de las mayores infecciones que se han llevado a cabo en este servicio.

Esto solo demuestra que por parte de Google existe cierta pasividad o incluso desconocimiento sobre la forma de afrontar el problema de forma eficaz. Han modificado el algoritmo de detección y se ha cerrado aún más las características que deben tener las aplicaciones para que estas sean consideradas como aptas. Sin embargo, esto no ha dado sus frutos y finalmente ha desembocado en otra infección masiva.

Fuente: Softpedia

Anuncios