Amazon se arriesgaba a una multa multimillonaria por sus prácticas en el mercado europeo, La UE investigaba una posible fijación ilegal de precios con las editoriales

Amazon y la Unión Europea están en las primeras conversaciones para resolver las preocupaciones de la administración en torno al mercado de los libros electrónicos y los posibles abusos que la compañía podría haber llevado a cabo, según informa The Wall Street Journal.

Bruselas empezó una investigación en junio de 2015 ante los signos de contratos desleales de Amazon con determinadas editoriales, lo que perjudicaba gravemente a otros distribuidores de ebooks europeos. A su vez, se investiga si la compañía estadounidense llegó a un acuerdo con Luxemburgo para tributar menos que podría ser ilegal.

La Comisión está investigando específicamente los acuerdos de Amazon en los mercados en inglés y alemán, donde más fuerza tiene actualmente. España parece estar al margen de estos problemas, pero todos los contratos de la compañía van a revisarse para asegurar su legalidad.

El mercado de los ebooks ha sido el objetivo de múltiples investigaciones, tanto en Europa como en EEUU. Apple también fue investigada por la UE en 2011 por razones sospechas parecidas a las que tienen ahora de Amazon, descubriendo que cinco editoriales habían pactado ilegalmente precios con la compañía justo antes del lanzamiento del iPad en 2010. Todos los implicados acordaron cambiar sus contratos como solución.

Varios países de la Unión Europea está investigando a varias empresas tecnológicas con respecto a su actitud en el mercado europeo, destacando recientemente las causas abiertas por Alemania, Italia y España sobre la sincronización de datos de usuarios entre WhatsApp y Facebook.

Fuente: El Mundo.es

Anuncios