Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en su discurso sobre el estado de la Unión en Estrasburgo, ha propuesto una nueva directiva sobre propiedad intelectual similar al canon AEDE que tenemos en España pero con una notable diferencia: dejar fuera a las gestoras de derechos de autor

“Quiero que los periodistas, editores y autores reciban una justa remuneración por su trabajo, se lleve a cabo en un estudio o en el salón de su casa, se difunda en línea o fuera de línea, se publique mediante una fotocopiadora o un hipervínculo comercial en la web”. Esto es lo que ha dicho este miércoles Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, en su discurso sobre el estado de la Unión en Estrasburgo.

Para conseguirlo, la Comisión Europea  propone entre otras cosas hacer que los agregadores de noticias, plataformas de contenidos y redes sociales paguen a las empresas editoras de las noticias por usar, total o parcialmente, contenidos que no son suyos. Según la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), se trata de unos “derechos conexos”, cuyo objetivo es “proteger los intereses legales de personas físicas o jurídicas que contribuyen a hacer un contenido accesible al público”.

La diferencia entre Europa y España se llama CEDRO

  • Si esta regulación produce una cierta sensación de deja vu, es porque en España ya la tenemos, se llama  canon AEDE -Tasa Google para los amigos- y es parte del artículo 32.2 de la nueva Ley de Propiedad Intelectual. La importantísima diferencia es que el modelo propuesto por la Comisión  no es obligatorio. Las empresas de noticias tendrían derecho a reclamar ese dinero pero también pueden renunciar a hacerlo.
  • Y tampoco existirán la figura jurídica de la gestora de derechos de autor como tenemos en España, que como un cobrador intermediario, se beneficie del proceso sin haber producido contenido alguno.

En el caso de España, el canon AEDE, provocó la huida de nuestro país del Servicio de noticias Google News. Esperemos que la nueva directiva no surta el mismo efecto en el resto de países europeos donde se aplique.

Fuente: El Diario.es

Anuncios