Google y Facebook facturaron más de 80.000 millones de euros vendiendo los datos de sus usuarios en 2015. Los expertos descartan que lleguen a pagar por esa información: «Si no se les ceden los datos, cobrarán el servicio»

Diez euros. Precio de saldo por conocer la vida personal de cualquiera

  • Pero es lo que una referencia global de la explotación comercial de los datos personales como Facebook obtiene cada año de cada uno de sus más de 1.700 millones de usuarios. El banco de datos de cada uno de los clientes de la red social (mail, edad, género, trabajo, currículum, agenda, eventos personales, localización, preferencias de todo tipo….) almacenado, empaquetado por grupos y perfilado para ofrecérselo a anunciantes permitió a la empresa estadounidense alcanzar unos ingresos por publicidad de 15.176 millones de euros en 2015, un 48% más que sólo un año atrás, nueve veces más que en 2010… y la mitad de lo previsto por la propia empresa para 2017. Teniendo en cuenta que la población global conectada a internet supera los 3.000 millones de personas y que Facebook agrupa a 1.700 millones a día de hoy, los inversores en Bolsa valoran mucho más el negocio que la red social genera a partir de los datos que almacena.
  • El año pasado un gigante como Google, que monitoriza a sus usuarios a través de sistemas operativos como Android, buscadores como Chrome o aplicaciones como Maps ingresaran 67.000 millones de euros por publicidad. ¿Le persigue en su mail un anuncio de un viaje o una prenda que simplemente ha buscado en el móvil? Es porque en el mercado de datos, usted es un producto. Las transacciones entre oferta y demanda van por otro lado.”Los datos son el petróleo del presente, y lo serán aún más en el futuro. Las plataformas digitales han generado valor a través de ellos para convertirlos en su modelo de negocio”, comenta Mario Sol, director del máster IT+IP del Esade. Esta estrategia ha catapultado a estas plataformas al trono de los ránkings bursátiles mundiales, donde Facebook vale hoy 376.000 millones de dólares, Google 542.000 millones y Apple 583.000 millones. Y la gran pregunta es: ¿Cuánto valen los datos? Al ser un mercado tan opaco no abundan las referencias de valoración. Un ejemplo sería lo que pagó el propio Facebook por el servicio de mensajería Whatsapp en 2014: 21.800 millones de dólares por una empresa con 600 millones de usuarios. El precio representó un hito en la industria tecnológica, a una media de 32 euros por usuario. Pero teniendo en cuenta que el servicio de mensajería cuenta ya con 1.000 millones de usuarios, ese valor ha bajado un 41%, hasta 21 euros. Y es tiempo de actualizarlo: desde el próximo 23 de septiembre los datos de los usuarios de Whatsapp -incluyendo el más valioso, su número de teléfono- también podrán ser comercializados.

Incidencia en España

  • En España, siete de cada 10 móviles tienen instalado Whatsapp. Así, el servicio de mensajería entrará de lleno en las técnicas de recogida y tratamiento masivo de información que encuentra el jugoso mercado de la publicidad digital. Sólo el año pasado este sector movió en España 1.288 millones de euros con un incremento del 21% con respecto a 2014, según un informe realizado por la consultora PwC.

¿Podría un cliente llegar a cobrar a Google, Facebook o Twitter?

  • La idea, innovadora en España, ya funciona en Estados Unidos, sin éxito de momento. La mayoría de expertos consultados consideran que esto es hoy en día “inviable”, si bien aplauden la iniciativa de las telecos para concienciar al público de lo expuesto que está en las redes sociales. Más que cobrar por ceder los datos, el planteamiento podría desembocar en un nuevo escenario. “Antes de que pase eso, te cobrarán por sus servicios”, explica Javier Barrachina, Solution director de Telecomunicaciones de Altran España.

Fuente: El Mundo.es

Anuncios