Independientes, inalámbricas, con grandes posibilidades sobre todo para el ámbito industrial son algunas de las grandes bazas de este dispositivo de realidad aumentada que, pese a encontrarse en un estado muy avanzado, llegará en dos años

Microsoft, con HoloLens, ha puesto el enfoque en la realidad aumentada, que permite ubicar objetos virtuales sobre las imágenes reales. Se trata de un proyecto enigmático, aún en una profunda fase de desarrollo, pero que por primera vez se puede probar en España.

A diferencia de otros dispositivos como la realidad virtual, que requieren de ordenadores de altas prestaciones para jugar con esa experiencia inmersiva o cajas procesadoras para conseguir el efecto, este dispositivo se puede utilizarse de una manera inalámbrica. El resultado es sensacional y abre un mundo de posibilidades, sobre todo, para el ámbito industrial y empresarial. Sus grandes bazas: independientes, con posibilidad de utilizarse durante largas sesiones, sociales.

De la mano de Pedro Diezma, fundador de la «startup» española Zerintia, especializada en servicios «wearables» y plataformas para empresas el ámbito del «Internet de las Cosas», podemos probar de primera mano la potencia de estas gafas cuyo comportamiento, tras probarlas, parece indicar que el producto está muy avanzado. Se espera que esté finalizado en dos años.

Fuente: ABC.es

Anuncios