El aumento de robots autónomos y su uso militar se ha convertido en debate continuo y ha dividido a los partidarios de su uso y a los que consideran estos robots como ‘asesinos’. Por ello, diplomáticos de todo el mundo se han reunido en Ginebra para celebrar la tercera Reunión Informal de Expertos de las Naciones Unidas sobre Sistemas de Armas Letales Autónomas.

La reunión de Ginebra, según explica The Conversation, ha sido una reunión informal para tratar lo que debía o no regularse y alcanzar un consenso, en lo que a robots, inteligencia artificial y drones se refiere.

Lo principal a abordar en esta reunión era establecer si las leyes deben ser reguladas por el derecho internacional humanitario. Todas las posturas tratadas durante la reunión se han resumido resumidas en cuatro propuestas, según cuenta el medio citado.

Entre las propuestas, la posición del Reino Unido en este asunto es que el derecho internacional humanitario que existe en la actualidad debe ser suficiente para regular las nuevas tecnologías que surjan basadas en inteligenia artificial y en robótica, al igual que ya lo fue en su día para regular submarinos o aviones.

Por su parte, la delegación francesa cree que una oposición total a estos robots no sería adecuada y sería algo “prematuro”. En Francia están abiertos, explican, a aceptar la legalidad manteniendo a humanos en este proceso: serán los humanos los que hagan decidir a los robots pese a que los robots disparen y seleccionen los objetivos.

Por su parte, Holanda y Suiza sugieren que los humanos tengan mayor peso en la toma de decisiones de estos robots para evitar que se produzcan errores y se cumpla la ley. Sin embargo, Reino Unido, Francia y Canadá son contrarios a esta prohibición, ya que consideran que las máquinas pueden ser más precisas y ser moralmente superiores a los humanos.

Por último, la decisión más tajante de todas las propuestas de la reunión es la de Pakistán y Palestina, que apoyarían cualquier med

Fuente: Europa Press

Anuncios