Los frentes abiertos referidos a la privacidad son muchos y parece que los bloqueadores de anuncios van a tener su papel importante. Y es que todo parece indicar que en Europa está todo listo para ilegalizar la utilización de este tipo de aplicaciones, o al menos eso parece.

Con la aprobación de la ley se permitiría el rastreo de los equipos en busca de este tipo de software, violando la privacidad de los usuarios, algo que se suele hacer con bastante frecuencia. Desde muchas asociaciones afirman que todos los scripts, bien sea del lado del usuario o del servidor, que intenten recopilar cualquier tipo de dato incumplirán la normativa que ampara a los usuarios en lo referido a la protección de su privacidad mientras hace uso de Internet.

Esto quiere decir que para realizar esta comprobación deberán recibir de alguna manera el consentimiento de los usuarios, pudiendo obligar a algo similar a lo que existe en la actualidad con las cookies, instando a los sitios web a los usuarios a aceptar estas prácticas o bien rechazarlas.

Si todo sale adelante, es probable que sin tardar demasiado los usuarios deban responder a una mensaje sobre si permiten el escaneo de su navegador web en busca de bloqueadores de anuncios.

In formal opinion @EU_Commission reference #adblock detection as #spyware under Recital 24 & 65 of Citizens’ Rights Directive #privacy

— Alexander Hanff (@alexanderhanff) 20 de abril de 2016

Bloqueadores de anuncios catalogados como spyware

  • Como casi siempre sucede, también tendremos dos bandos, formados por los usuarios que desean hacer uso de estas aplicaciones y en otro los propietarios de páginas web que estarían a favor de esta medida para así obtener un mayor retorno en lo referido a publicidad.
  • Pero sin lugar a dudas lo que más llama la atención, es que de aprobarse finalmente el texto las herramientas de seguridad podrían en algún momento detectar este tipo de software como spyware y proceder a su eliminación, por no hablar de leyes derivadas que podrían obligar a los responsables de los principales navegadores web a retirarlos de las tiendas.
  • Sin embargo, de esto se deriva otro enfrentamiento, pudiendo aparecer otro en el que se trate el bloqueo de los usuarios que utilizan estos al contenido de determinadas webs, algo que tampoco gusta mucho y que está siendo motivo de debate en la actualidad.

Fuente: Softpedia

Anuncios