Es un smartphone contenido en precio con una pantalla HD de 5 pulgadas, 16 GB de almacenamiento, 1 GB de RAM, ranura microSD compatible con tarjetas de hasta 200 GB, cámaras de 8 y 5 megapíxeles, y batería de 2.000 mAh.

En principio, el Lumia 650 llega con una vocación clara: ser el celular de empresa por excelencia. Su mejor argumento, más allá de la sensación que deja en la mano y en la vista, así como su precio contenido, es que incluye todas las aplicaciones de la suite Office por defecto: Word, Excel, Outlook, OneNote, PowerPoint, y Office 365 a una pulsación de distancia para ser instalado, así como Skype.

Por otro lado, se empareja a la perfección con Windows 10, ya que llega con Windows 10 Mobile preinstalado. Esto supone una ventaja para quien trabaja con este sistema operativo. Y no olvidemos algo: Windows es líder mundial en el mercado empresarial de escritorio.

Esta forma de entenderse entre escritorio y celular, con Windows 10 como nexo de unión, funciona sobre todo gracias a OneDrive, el sistema de almacenamiento de archivos en la nube y sincronización de los mismos entre dispositivos.

Otras consideraciones

  • Se siente extremadamente ligero pese a que su cuerpo es metálico, si bien su tapa extraíble, que permite cambiar la batería, es de policarbonato. El peso total del terminal, 122 gramos.
  • Además de ligero es muy fino y manejable, ya que apenas mide 6.9 milímetros de grosor, lo cual, unido a sus 5 pulgadas y sus marcos laterales estrechos hace que tenerlo en la mano y utilizarlo a una sola mano sea una experiencia plenamente satisfactoria.
  • Otro detalle.- El altavoz.- Puede parecer un detalle irrelevante, pero se convierte en trascendente cuando lo estamos utilizando de verdad para escuchar música o hablar mediante el manos libres, situado en la carcasa frontal, en una zona alta. Así, ni lo tapamos con la mano cuando lo sostenemos, ni lo insonoriza la superficie sobre la que lo apoyemos, como una mesa.
  • Las cámaras.– Otro punto a destacar es el de las cámaras. La frontal, de 8 megapíxeles, cumple de forma más que aceptable para el uso principal que se le puede dar a la cámara de un terminal como este: fotos para redes sociales y mensajería instantánea. Podemos ver algunos ejemplos de imágenes capturadas con el Lumia 650. A destacar sobre todo la profundidad de campo y su capacidad de desenfocar el fondo de la imagen, sorprendente especialmente si tenemos en cuenta que estamos hablando de un terminal que apenas sobrepasa los 4.000 pesos.
  • Su diseño es realmente minimalista y simple. En el frontal sólo encontramos el logo de Microsoft tenue, la cámara frontal en una esquina, y los orificios alargados de micrófono y parlante, ambos pegados a los bordes inferior y superior respectivamente.
  • En el borde, puro metal, sólo el conector microUSB, el jack de 3.5 mm, el doble botón de volumen, el de bloqueo y desbloqueo, y un diminuto orificio para captar el sonido ambiente, que hace las veces de cancelación de ruido. Y ya en la carcasa trasera, el logo de Windows centrado, la cámara junto al flash, y nada más. Simplicidad.
  • Otra función útil es la llamada Glance, simplemente perfecta para quienes pasamos largas jornadas de trabajo con el celular apoyado en la mesa. La pantalla permanece en negro, pero muestra en blanco la hora y la fecha, así como si tenemos notificaciones. También es personalizable.
  • Información que tenemos a un vistazo rápido, sin tener que desbloquear el terminal o pulsar botón alguno para activar la pantalla. Además, Glance no consume apenas energía de la batería, ya que el panel del Lumia 650 es OLED, tecnología que no demanda consumo energético para mostrar el negro.
  • Y en la parte del ocio, el protagonismo se lo lleva la integración de la plataforma Xbox. Si tenemos una Xbox One o una Xbox 360, podemos ingresar nuestra cuenta en el Lumia 650 y utilizarla para todos los juegos que hacen uso de ella en la Windows Store.

Fuente: Hypertextual.com

Anuncios