El Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo que accedió con éxito a datos almacenados en un iPhone cifrado utilizado por uno de los autores de los ataques en San Bernardino y pidió a una corte revocar una orden que obliga a Apple a ayudar, mostraron el lunes documentos de un tribunal.

La empresa de tecnología se opuso a una orden judicial obtenida por el FBI el mes pasado que requería que desarrollara una nuevo software para desactivar la protección de las claves y permitir el acceso al iPhone utilizado por Rizwan Farook, uno de los tiradores que participó del ataque en San Bernardino.

Apple consideró el retiro como una victoria.

  • “Desde el principio objetamos la demanda del FBI de desarrollar una entrada alternativa al iPhone (conocida también como puerta trasera) porque creíamos que era un error y que establecería un precedente peligroso”, dijo Apple en un comunicado difundido en la noche del lunes.
  • “Como resultado del retiro por parte del Gobierno (de la acción legal), nada de eso ocurrió. Este caso nunca debería haberse levantado”, añadió la empresa.
  • Funcionarios estadounidenses dijeron la semana pasada que eran optimistas en que podrían ser capaces de desbloquear el teléfono avanzado sin la ayuda de Apple.
  • En un documento de dos páginas publicado el lunes, el Departamento de Justicia aseguró que el Gobierno “ya no requiere” la asistencia de Apple.
  • El iPhone en medio de la disputa fue utilizado por Farook, quien realizó en diciembre un ataque en San Bernardino junto a su esposa en el que mataron a 14 personas y dejaron a otras 22 heridas.
  • Apple había argumentado que el pedido del Gobierno y la orden judicial darían a los tribunales un autoridad ilimitada para forzar a empresas privadas a trabajar como sus agentes

Fuente: Reuters

Anuncios