Así lo asegura un informe de Threat Intelligence Lab para el segundo semestre de 2015, donde se recuerdan problemáticas como las de XcodeGhost y FlexiSpy.

“La seguridad es una preocupación muy real para cualquier dispositivo con una dirección IP, ya sea Android, iPhone o incluso un PC Windows conectado a la red móvil”. Quien así habla es Kevin McNamee, jefe del Nokia Threat Intelligence Lab, que ha publicado los resultados de un nuevo informe de seguridad elaborado a través del Nokia Security Center Berlin.

En este informe se comprueba, por ejemplo y según relata este mismo profesional, que “las infecciones para Android siguen aumentando y se vuelven más sofisticadas”, con problemas como CryptLocker. Se han detectado aumentos “en una variedad de aplicaciones ransomware que intentan extorsionar dinero aduciendo que han cifrado los datos del teléfono”.

Android sigue siendo la diana más acribillada a día de hoy, duplicándose de julio a diciembre de 2015 la cantidad de malware capaz de afectar a este sistema operativo. Pero en Nokia también han visto “por primera vez a malware para iOS entrar en nuestro top 20, con XcodeGhost siendo el cuarto malware más predominante detectado”, destaca McNamee. Otra amenaza real para dispositivos móviles de Apple, junto a XcodeGhost, es FlexiSpy. Se sabe que solamente en el mes de octubre de 2015, los programas maliciosos que son capaces de atentar contra el iPhone coparon el 6 % de todos los problemas.

Más allá de las diferencias entre unas y otras plataformas, cabe señalar las dificultades con las que se está topando el ecosistema móvil en general a nivel de ciberseguridad. Los ordenadores de sobremesa y los portátiles ya no son los dispositivos más atacados. Nokia advierte de que 6 de cada 10 infecciones en redes móviles son infecciones de smartphones.

Fuente: Silicon.es

Anuncios