El foco del  Estado  estará ahora más que nunca encima de los usuarios de redes sociales y es que Hacienda pretende completar sus bases de datos con información de Facebook o Twitter.

   Antes de que pongáis el grito en el cielo, ninguna de las empresas va a facilitar datos, pero la Agencia Tributaria pretende únicamente acceder a todo el contenido que como usuarios hagan público. Aunque pudiese parece un trabajo muy engorroso, Hacienda se las sabe todas y ha desarrollado una serie de programas para rastrear movimientos relevantes con las que ampliar sus bases de datos.

   Tampoco es un motivo de preocupación, ya que la Agencia Tributaria puede conocer muchísimos más datos con un numero de DNI, que con la última foto que subiste a Facebook. En cualquier caso la intención del organismo es más la de agregar datos a sus expedientes que el espionaje en sí.

   Entre la información que Hacienda busca de tu actividad de redes sociales se encuentra principalmente tu red de contactos y relaciones. En otras palabras, a quien hace follow quien o quien es amigo de quien.

   Por tanto, todos somos realmente inmunes a este “espionaje” de Hacienda, ya que la Agencia Tributaria solo podrá ver aquello que nuestros amigos ven. Tal vez sea un momento para replantearse lo que compartimos en redes sociales ya que -ahora más que nunca- “Hacienda somos todos”.

Fuente: Europa Press