La Asociación de Internautas advierte que existen programas y software específicos para editar las conversaciones

WhatsApp es la principal aplicación de mensajería instantánea con más de 500 millones de usuarios

Los expertos dudan de la validez en un juicio de capturas de mensajes extraídos de la popular aplicación de mensajería instantánea WhatsApp. Los juristas no se aclaran acerca de si se considería una prueba fiable. Se calcula que el 40% de los casos en los que se presentan mensajes de texto SMS y mensajes de WhatsApp como pruebas en juicios, estos mensajes están manipulados.

Según el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, a Servimedia, de 15 casos registrados en este año en nueve de ellos se presentaron mensajes verídicos mientras que en los seis restantes estaban manipulados. Por internet se pueden encontrar incluso programas que permiten editar mensajes enviados o recibidos de forma sencilla, como WhatsApp Toolbox o Fake SMS Sender.

Para el presidente de los Internautas, «un juez no se puede fiar» de que SMS y mensajes de WhatsApp que se presenten como pruebas no estén manipulados y reconoce que «nos llaman mucho de juzgados» para hacer esa consulta. Esa posibilidad existe, dice este experto, quien consideró que deben ser los forenses informáticos quienes pueden hacer un peritaje y determinar si ha habido manipulación.

«Hay mucha ignorancia respecto a este tema», manifiestó, al tiempo que y reconoció que en la asociación hay constancia de que ha habido casos judiciales en los que se han aceptado SMS y mensajes de WhatsApp que sí estaban manipulados. En un informe publicado por la entidad este jueves respecto a la manipulación de mensajes se indica que existen formas de falsificar, crear y modificar tanto sms como mensajes de WhatsApp «sin tener conocimientos técnicos previos ni ser un experto».

La asociación advirtió de que las técnicas descritas en el informe «son capaces de burlar cualquier análisis forense informático», por lo que «hay que tener cuidado jurídicamente con las pruebas aportadas».

Fuente: Abc.es