El vuelo 362 de la aerolínea American Airlines, en el que viajaba el presidente de Sony Online Entertainment, fue desviado de su ruta desde San Diego (California) a Dallas (Texas) después de que el grupo de hackers Lizard Squad avisará a la compañía de que podía haber una carga explosiva en el avión a través de Twitter.

Fue el propio presidente de Sony Online Entertaiment, John Smedley, quien avisó, también mediante un ‘tuit’, de que su avión estaba siendo redirigido debido a “razones de seguridad” hacia Phoenix. Este cambio de ruta quedó registrado en la web FlightAware, que muestra las rutas que siguen los aviones comerciales y en el que se puede ver el cambio de dirección que tomaron desde American Airlines.

Lizard Squad es el grupo de hackers que dice estar detrás del ataque DDoS a PlayStation Network (PSN) y parece que no estarían satisfechos después de dejar inaccesible el servicio durante este fin de semana. Aunque, precisamente, con respecto a la autoría del ataque parece haber controversia ya que no son el único grupo que ha querido  poner su firma al ataque a Sony.

.@AmericanAir We have been receiving reports that @j_smedley’s plane #362 from DFW to SAN has explosives on-board, please look into this.

— Lizard Squad (@LizardSquad) agosto 24, 2014

El grupo de hackers Fame también ha reclamado la autoría del ataque DDoS publicando una captura de pantalla tomada desde PSN en la que se puede ver cómo ellos sí pueden acceder desde el “servidor administrativo” de Sony.

Como venganza hacia Lizard Squad, los hackers de Fame han publicado otra captura de pantalla en la que se muestran las direcciones IP de los hackers de Lizard Squad acompañado de un mensaje de “descanse en paz”.

Lizard Squad. Rest in Peace. Everyone RT. Every members IP! pic.twitter.com/Sh1tNIOIrV

— Fame (@FamedGod) agosto 24, 2014

El presidente de Sony Entertainment Online no ha querido entrar en la polémica después de haber informado de que los pasajeros de su avión habían sido reembarcados en un nuevo vuelo con dirección a Dallas y simplemente deja el caso en manos de la justicia.

Fuente: Europa Press