La Dirección General de Tributos de Francia podría imponer una multa de 1.000 millones de euros a Google como sanción a las prácticas de “optimización fiscal” desarrolladas por el popular buscador para eludir el pago de impuestos en territorio galo, según desvela el semanario ‘Le Point’, que cita una fuente del Gobierno y otra parlamentaria.

   No obstante, las fuentes consultadas indicaron al semanario francés que el pago de esta multa multimillonaria podría demorarse “mucho tiempo”.

   La disputa entre Google y el Fisco francés se remonta a varios años atrás y dio lugar incluso al registro de la sede de la compañía estadounidense en Francia el 30 de junio de 2011, que permitió a la Hacienda francesa recabar gran cantidad de datos y documentación sobre cómo Google optimizaba el pago de sus impuestos a través de sus diferentes filiales.

   Según el semanario galo, Google declara en Francia unos ingresos inferiores a los 150 millones de euros al alegar que la facturación por los enlaces patrocinados que se muestran en sus búsquedas corresponden a su filial irlandesa. De este modo, la compañía estadounidense sólo tuvo que pagar 5,5 millones en impuestos a la Hacienda francesa.

Fuente: Portal TIC/EP