Samsung ha anunciado, duarante la conferencia para desarrolladores que celebra la marca asiática esta semana, que la plataforma Tizen sea el centro del hardware de sus electrodomésticos y llevará el sistema móvil a sus frigoríficos.

Tizen OS, el sistema operativo de Samsung sin éxito en el campo móvil por culpa de Android, dará el salto a otros dispositivos.Por tal motivo, la empresa surcoreana ha comunicado que Tizen llegará a las futuras neveras inteligentes que lancen pronto al mercado.

La idea de Samsung es que esos frigoríficos estén equipados con una pantalla táctil, vengan con 512 o 256MB de RAM, memoria flash integrada, procesador Nexell y compatibilidad con redes Wi-Fi, apuntan en TechRadar.

Pr el momento habrá que esperar al CES para ver algún prototipo de la nevera inteligente, pero lo que sí se sabe es que Samsung desea que las aplicaciones que se creen puedan ser portadas sin problemas a los dispositivos que también estén gobernados por Tizen.
Fuente: Silicon Week