La innovación se denomina TREWGrip por la disposición de los caracteres en el nuevo teclado y porque éste se agarra por los laterales.

Mark Parker, empresario y experto en informática de Estados Unidos, ha desarrollado un nuevo teclado curvo, que se sostiene con las manos, con la botonera situada en la parte inferior al alcance de los dedos, compatible con todo tipo de aparato y manejable de pie, andando, sentado o sobre una superficie.

 Pero Mark no estudió mecanografía, por lo que no tenía la habilidad de escribir sin mirar el teclado. Así que siguió adelante con su idea y la completó con una recreación en la parte superior de la botonera oculta que se ilumina al presionar las teclas, con lo que se resuelve el problema para aquellos más reticentes a la falta de visión.

El teclado incluye ratón y las teclas de función convencionales, permite los atajos propios de los programas informáticos, aumenta la velocidad de la mecanografía, es compatible con teléfonos móviles y tabletas y es un soporte perfecto para aprovechar todo el potencial de las televisiones inteligentes, que pasan a convertirse con este dispositivo en un ordenador más.

Como esta innovación mantiene la disposición convencional de letras, aunque con otra orientación, su aprendizaje para aquellos acostumbrados al Qwerty es sencillo. No obstante, en la web de la empresa se ofrece un programa para familiarizarse con el dispositivo en http://www.trewgrip.com/Training

Finalmente, el Trew Grip ha abierto una página en Kickstarter, un espacio para la promoción de proyectos nuevos que facilita la participación en la financiación en http://www.kickstarter.com/projects/trewgrip/trewgrip-mobile-qwerty-the-next-evolution-in-typin

Fuente: El País.es