Laurent Gaffié ha detectado un fallo de seguridad en Windows Vista que podría permitir a un atacante provocar un BSOD (pantallazo azul, una denegación de servicio) con solo enviar algunos paquetes de red manipulados a una máquina que tenga activos los servicios de compartición de archivos (protocolo SMB).

  • No existe parche oficial disponible. Se recomienda filtrar el puerto 445 (y los implicados también en la compartición de ficheros 137-139) a través de cortafuegos.
  • También es posible detener el servicio “Servidor” del sistema (aunque se puede llegar a perder funcionalidad).
  • Otra contramedida posible es desactivar la casilla “compartir archivos e impresoras” que aparece en las propiedades de las interfaces de red.

Fuente: Hispasec