Investigadores del proyecto subvencionado por la Comunidad Europea llamado WISDOM, están desarrollando el primer cortafuegos óptico capaz de llevar a cabo su tarea a una velocidad de 40 Gb/s.
  • El sistema está considerado como un firewall óptico en un chip, está fabricado usando una tecnología híbrida mediante una plataforma fotónica en la que circuitos silica-on-silicon forman una óptica equivalente a un PCB (printed circuit board).
  • Tal y como un PCB puede hospedar multitud de diversos componentes electrónicos según esté diseñada para funcionar, diferentes ópticas y componentes optoeléctricos pueden ser montados en el circuito óptico dando como resultado una solución económica y escalable.
  • El proyecto empezó en junio de 2006 y debería estar completado en mayo de 2009 y su coste se eleva a 1,91 millones de euros.
  • La idea de 40 gigabits por segundo usando tramas de 256 bits con tan sólo 3 puertas lógicas es alentadora, así que esperaremos ansiosos hasta entonces.

Fuente: Ist-wisdom y/o Primi

Anuncios